La dedicatoria

LA DEDICATORIA

 

Poco se habrán parado a leer la dedicatoria de Aleóntrica, pero yo sí que le dediqué su merecido tiempo en elegir las palabras correctas para ello.

 

Hoy, en este día tan señalado, quiero darles las gracias a mis estrellas que, seguramente, están orgullosas de mí, allá por el infinito.

La vida a veces te da unos palos enormes que son difíciles de soportar. Pero el ser humano ha sido creado para ser una especie fuerte pero con sentimientos, aunque parezca una sinrazón.

 

A diferencia de otros animales a los que se les termina olvidando la desaparición de un ser querido, el ser humano está obligado a aceptar esa pérdida y a vivir con ello el resto de sus días. El ser humano consciente, aguanta mucho peso sobre sus hombros y es normal, en ciertos momentos de la vida, tener un repunte de caída mortal hacia los precipicios.

 

Yo, personalmente, siempre tengo a mis seres queridos difuntos (y los no difuntos) siempre en mi cabeza. Es mi manera de aceptarlo. Pensar que están en algún lado del cosmos y que vivirán conmigo mientras yo lo haga.

 

Sé que están guiando mis pasos de la forma correcta y mis decisiones siempre están sometidas a una especie de referéndum cósmico, asegurándome así el éxito.

 

Cuando escribí Aleóntrica, lo hice por un impulso. Algo me decía que era una idea que debía plasmar. Cuando la hube terminada, decidí que quería publicarla para dar las gracias. La dedicatoria estaba decidida incluso antes de que se escribiera la primera línea. Y no me arrepiento de nada. Estoy muy orgulloso de ella y del libro.

 

Ha sido un proceso en el que siempre han estado conmigo y yo lo he sentido así. Y debía agradecérselo. Y lo hago. Lo haré todas las veces que sean necesarias. Gracias.

 

Me gustaría que me dejaras en los comentarios si has sentido alguna vez este tipo de motor rondándote en tu interior. O, de lo contrario, cuál es el tuyo.

Si te ha gustado el post te agradecería que lo compartieras en tus redes sociales. Del mismo modo, me gustaría que me dejases tu opinión poniendo un comentario. Siempre es bueno conocer diferentes opiniones.

Gracias por leerme.

David Árper

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *