Los libros y la piratería

La piratería de libros.

 

Hoy, aunque voy con retraso, no me quiero extender demasiado. Voy a tratar el tema desde mi punto de vista y desde mi propia experiencia.

Lo que quiero matizar es que para que sea considerado piratería debe haber detrás de una copia ilegal, alguien que se lucre. No es mi caso. Ni de la página que he usado para descargar las copias: no tenían anuncios.

Lo reconozco, me he descargado copias ilegales de libros. Sí, no lo voy a negar. Pero tampoco voy a negar que los autores que he “pirateado” han ganado dinero.

Lo cierto es que cada vez que me he descargado un libro de un autor reconocido y el libro me ha gustado, he ido comprando más libros, físicos sobre todo.

¿Por qué recurrí a la descarga ilegal?

Para resolver esta cuestión debemos retrotraernos unas pocos de años. No conocía el mundo Kindle, pero si los e-readers. Como amante de la literatura siempre he querido comprarme muchos libros, pero la economía no ha sido siempre positiva y no quería comprarme un libro y que por muy bonito que fuera arrumbarlo porque la historia no me gustaba o no entendía bien a los autores. El caso es que no quería gastarme un dineral al mes en libros. Suena a rácano, lo sé, pero gastarse unos 60€ en libros una persona que es estudiante, no es muy factible.

Ahorrando una cantidad inferior, me hice con un lector SPC para probar libros. No me gustaba ya que era de pantalla a color y añoraba el olor a libro nuevo. En él leí. Leí mucho, pero no disfrutaba.

 

¿Por qué digo que los autores ganaban dinero si yo descargaba sus libros?

Es muy sencillo. Mi añoranza a los libros y el propio cariño a la cultura, junto a la narrativa de un buen autor, me hacía que cada vez que iba a la librería o a los grandes almacenes, me trajera uno de los libros que había en el expositor de aquellos a los que previamente había “pirateado”.

Así, frente a un libro descargado de forma ilegal, me compraba con el paso del tiempo otros del mismo autor, e incluso el mismo que ya había elegido.

 

Hoy en día me siento mal cuando alguien habla de descargar ilegal. No porque sea yo un autor, sino porque las personas no valoran nuestro trabajo. Por otro lado, hoy he visto mi libro publicitado en una web de libros gratis y no me ha molestado. Era consciente de que iba a pasar y, quizá, pueda ser beneficioso para mi si el lector es honrado y/o ama a los libros y la literatura tanto como yo.

 

Y tú ¿qué opinas de la “piratería” libresca?

 

Si te ha gustado el post te agradecería que lo compartieras en tus redes sociales. Del mismo modo, me gustaría que me dejases tu opinión poniendo un comentario. Siempre es bueno conocer diferentes opiniones.

Gracias por leerme.

David Árper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *